JOHN  MORTON  MINISTRIES

                                     Supporting service, peace, and spiritual awareness

Conciencia Superior Meditacion

    Por favor ponte en contacto con esa parte de ti que apela a todas las bendiciones que tienes a tu disposición… Estar en armonía con tu propósito para ti ahora mismo, invocar la conciencia que es Luz y amor, la conciencia que es el Cristo y que mediante el Espíritu, el Espíritu Santo, que puedas inspirar todo esto y medida que tu aliento inhala y exhala, elige recibir y elige dar. Y en este momento, asumes una actitud neutral hacia tu vida y la dejas ser como es. Permites que tu respiración esté presente donde estés y en cualquier circunstancia en la que te encuentres.

    Para algunos de ustedes es importante que cierren los párpados para que puedan tomar una mayor conciencia de lo que está sucediendo en su interior y que dejen ir al mundo en este momento. Estás protegido, no hay necesidad de que estés en guardia. Y tómate un momento para ver una Luz que irradia de ti como un haz de luz o un rayo. Si estuvieras girando en trescientos sesenta grados, es decir dando una vuelta completa, lentamente, digamos cinco grados por segundo, entonces, en poco más de un minuto estarías revisando cada parte de tu vida y viendo como esa Luz la irradia. Y al verla irradiar sobre lo que sea que observas, se produce un despeje y una elevación. 

    Observa los cuidados de esta Luz. No es demasiado lenta; se está tomando el tiempo suficiente. Es gradual, como un amanecer. En el amanecer no hay urgencia; posee un ritmo perfecto. Y esa parte que sale de tu mirada, pasa para que puedas ver lo que está ante ti. Y lo dejas ir. No te preocupes por saber al detalle lo que sucede. A medida que se te revelen cosas nuevas, permítete simplemente ver lo que sea que estés viendo con apertura y de acuerdo. 

    El acuerdo significa que tú permites y aceptas que las cosas tienen un propósito. Y por mucho que quieras que algo cambie, que sea diferente a cómo te gustaría, lo primero es aceptarlo. Y cuando te conectas con la aceptación de manera más profunda, surge el amor y hay entendimiento y compasión por ti mismo; descubres que accedes a una conciencia que observa, que siempre está por sobre lo que ocurre abajo de ella. Y desde esa perspectiva más elevada puedes ver el gran diseño. Puedes ver toda la armonía y la perfección en el total y que todo está conectado e integrado de maneras perfectas. 

    Ahora tómate un momento para examinarte parte por parte a través de tu cuerpo, a través de la conciencia interior que es la mente, incluyendo las emociones y de todas las maneras de percibir las cosas. Dentro de tu propia conciencia hay un punto, a veces llamado punto neutro o punto central. Es una fuente de Luz que no tiene límites e irradia en todas las direcciones y por lo tanto, siempre estás en una conciencia de iluminación que es la Luz.

Baruch Bashan.